IMPUESTO DE TRANSMISIONES PATRIMONIALES

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, más conocido como ITP, es un tributo indirecto que grava tres hechos imponibles distintos: las transmisiones patrimoniales onerosas, las operaciones societarias y los actos jurídicos documentados.

Este impuesto grava la compra de un coche o vivienda de segunda mano y también el alquiler; la ampliación o reducción de capital en las empresas y los actos jurídicos como la escritura pública de una hipoteca.

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales afecta a las operaciones inter vivos, y el sujeto pasivo, es decir quien está obligado a pagarlo, es la persona que adquiere el uso del bien, que en el caso de la compraventa de viviendas sería el comprador y el arrendatario en caso de alquiler.

Cuándo, cómo y dónde se paga

El Impuesto de Ransmisioes Patrimoniales es un impuesto estatal que está cedido a las comunidades autónomas, por lo que se abona en la delegación de Hacienda de la comunidad correspondiente, aquí sería en la Junta de Andalucía. El plazo para liquidarlo es de 30 días hábiles a partir del momento en el que se produce la compra del bien o la firma del derecho.

Para calcular el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, hay que tomar como base imponible el valor del bien transmitido o del derecho constituido para saber la cuota tributaria a pagar. Esta cuota varía en cada comunidad autónoma ya que son las que fijan el tipo de gravamen, las deducciones y bonificaciones y la gestión y liquidación del impuesto.

Qué operaciones grava

El ITP grava tres operaciones distintas:

  • Transmisiones patrimoniales onerosas: en el caso de la compra de vivienda, no se paga IVA, se paga ITP cuando se compra de segunda mano entre particulares. Estas transmisiones tributan entre un 3.5 % y un 10 % dependiendo de la comunidad autónoma y de las deducciones que se apliquen.
  • Operaciones societarias. En estas operaciones el impuesto es de un 1 % aproximadamente.
  • Actos jurídicos documentados: Se refiere a los documentos notariales, mercantiles o administrativos que se formalizan dentro de España, y los que se realicen en el extranjero pero que surtan efecto en España. Este impuesto es también diferente en cada comunidad autónoma, oscilando en una franja entre el 0,5 % y el 1,5 %.

Cálculo del ITP en la compraventa de una vivienda

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales solo se aplica en la compra de una vivienda de segunda mano entre particulares, mientras que la compra de vivienda nueva está gravada con el IVA. En este caso, el comprador es quien paga el ITP mientras que el vendedor abona el IRPF por la ganancia patrimonial obtenida con la venta.

Cálculo del ITP en el alquiler de una casa

Cuando se trata de una vivienda en alquiler, el ITP solo se paga una vez cuando se firma el contrato de alquiler. Para obtener la base imponible sobre la que se aplica el impuesto se toma en consideración la renta mensual y la duración del contrato

Cambios en el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados

La normativa que regula el ITP en relación a los Actos Jurídicos Documentados ha cambiado por el Real Decreto aprobado por el Gobierno socialista. La novedad más importante es que ahora el sujeto pasivo del impuesto cuando se trata de escrituras de préstamo hipotecario es el banco y no el prestatario, como ocurría antes, mientras el cliente solo paga la tasación hipotecaria.

El modelo 600 es el formulario de la Agencia Tributaria utilizado para presentar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD) en sus distintas modalidades.  S

Autor: Spacio Inmobiliaria

Con amplia experiencia en el sector desde 2001. Buen servicio, calidad, innovación y atención personalizada son los valores clave de nuestra empresa. Para nosotros son importantes los inmuebles, pero son más importantes las personas que los venden, compran o alquilan. Nos encanta lo que hacemos y ver la gente feliz y satisfecha.