Cómo hacer sardinas en tu piso

Cómo hacer sardinas en tu piso

Este tema del blog no tiene nada que ver con el sector inmobiliario. Pero me gustaría compartir con ustedes este consejo útil para la gente, como yo, que nos gustan las sardinas, pero mucha gente no las hacen por el mal olor que dejan durante horas , especialmente si vives en un piso.  Lo escuché una vez en la radio y desde entonces las hago bastante.  Es sencillo y funciona.

Las sardinas junto con el atún, el bonito, el salmón y el boquerón, son uno de los pescados azules más populares y consumidos en España. ¿Y cuál es la principal diferencia entre el pescado azul y el blanco? Su contenido en grasa, mayor en los azules (motivo por el que resultan más sabrosos).  A demás son ricas en ácidos grasos omega-3, elementos esenciales para el buen funcionamiento del organismo pero que “el cuerpo no puede producir por sí solo, de tal manera que los debe obtener de los alimentos”.

  1. Cogemos una teja de barro, la que se usa normalmente para los tejados de las casas.
  2. Colócala sobre una placa del horno, pon debajo papel de aluminio para que recoge el juego que sueltan las sardinas y no te mancha la placa o el horno.
  3. Pon varias hojas de lechuga encima de la teja, es para que las sardinas no se peguen a la teja.
  4. Coloca las sardinas bien en la teja y échales un chorreón de aceite de oliva bueno y un poco de sal por encima.
  5. Calienta el horno a 200ºC que le de calor por arriba y abajo o si tenéis la función de ventilador, pues mejor. Y cuando el horno esté caliente, metemos  las sardinas y las dejamos durante 15 minutos para que se vayan cocinando sin que se quemen.

Y ahora, cómete las sardinas. Ya verás que cosa más buena. Y lo mejor, que tu piso no huele nada. Puedes acompañar con las sardinas una buena ensalada 

¡Buen aprovecho!

 

 

Autor: Spacio Inmobiliaria

Con amplia experiencia en el sector desde 2001. Buen servicio, calidad, innovación y atención personalizada son los valores clave de nuestra empresa. Para nosotros son importantes los inmuebles, pero son más importantes las personas que los venden, compran o alquilan. Nos encanta lo que hacemos y ver la gente feliz y satisfecha.